¿Qué tipos de custodia de hijos existen?

¿Qué tipos de custodia de hijos existen?

Ante la ruptura matrimonial debe deslindarse claramente cuál será la manera en que cuidarán los progenitores de los hijos menores en común. ¿Sabes qué tipos de custodia de hijos existen y en qué consiste cada una? A continuación te lo explicamos.

Tipos de custodia que existen

Básicamente existen cuatro tipos de custodia contemplados en el código civil español. Estos son la custodia monoparental (ejercida por un solo progenitor), la custodia compartida, la custodia partida o distributiva y la custodia ejercida por un tercero. Para decidir cuál es el régimen que aplicará a cada caso, la normativa privilegia el bienestar del menor sobre cualquier otra cosa. Por eso, será el bienestar del menor, y no los intereses de los padres, lo que rija la decisión final.

Ahora bien, de los diferentes tipos que existen de custodia de hijos el más común es el monoparental, lo cual supone que la responsabilidad del cuidado ordinario del menor recae sobre uno de los padres. Esto conlleva que quien ejerza la custodia tendrá la responsabilidad de administrar la pensión alimenticia que pague el otro progenitor. Sin embargo, eso no significa que tendrá derecho absoluto sobre el menor al grado de privarlo de la comunicación y asociación con ambos padres. Esto es así porque, como ya mencionamos anteriormente, se privilegian los intereses del menor sobre cualquier otra cosa.

Por otro lado, la custodia compartida es un régimen que es bien visto por los tribunales, pues la interceptación actual indica que éste régimen debería ser la norma. La idea básica de la custodia compartida es que ambos padres se alternan la custodia de los hijos en común en períodos previamente acordados. Con esto, se logra que los menores se relacionen con ambos progenitores minimizando los traumas derivados de la separación matrimonial. Además, esto les permite a los padres involucrarse activamente en la manutención de sus hijos.

Custodia partida o distributiva y custodia atribuida a un tercero

La custodia partida o distributiva es el régimen menos utilizado, especialmente porque atenta contra la unidad familiar, especialmente entre hermanos, recogido en el Código Civil. Básicamente en esta modalidad se divide la custodia de los hijos para que una parte quede a cargo de cada progenitor. Sin embargo, son muy pocas las razones por las que un juez determinará que éste tipo de custodia es la adecuada.

Por último, está la custodia atribuida a un tercero, la cual se regula por el artículo 103 del Código Civil. En este caso, como su nombre lo indica, la custodia no es delegada en ninguno de los padres, siendo los abuelos los que comúnmente quedan a cargo de los menores. Nuevamente en este tipo de custodia se intenta privilegiar los intereses del menor, pues se entenderá que los padres están inhabilitados para cuidar de ellos cuando se convierten en un riesgo para la integridad del menor. Por ejemplo, si ambos progenitores son violentos en extremo con sus hijos, evidentemente no son aptos para cuidar de ellos. También es posible que hayan dejado a los menores en estado de abandono, indicando su rechazo a ejercer la custodia.

Ahora que ya sabes qué tipos de custodia de hijos existen quizá te preguntes cuál es la mejor. Pues bien, en realidad la respuesta, desde el punto de vista legal, dependerá del menor, pues siempre se intentará anteponer su bienestar. Por lo tanto, la mejor custodia será la que el juez considere que contribuirá significativamente al correcto desarrollo del menor. Si tienes dudas sobre el proceder correcto en un caso relacionado con la custodia de los hijos en común, habla con un experto. Los abogados especialistas en derecho de familia despejarán todas tus dudas.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad