Matrimonio no deseado

Matrimonio no deseado

Un matrimonio no deseado puede sentirse y vivirse como un drama al mantener el principal vínculo familiar en contra de los propios deseos.
Por tanto, si su caso es que contrajo un matrimonio deseado y querido que con el tiempo ha dejado de querer, debe asesorarse para sopesar la posibilidad de separarse o divorciarse, siendo la mejor opción la amistosa.
Para el caso de que usted mantenga un matrimonio no deseado ni en la actualidad, ni en su inicio, habrá que valorar qué ha ocurrido. De haber existido violencia o intimidación por parte de tercero, podrá existir responsabilidad penal. Además, si ha podido existir un vicio de consentimiento o elemento esencial del matrimonio, cabe la posibilidad de estudiar la posibilidad de instar una nulidad matrimonial civil.

¿Qué es matrimonio forzoso o matrimonio de conveniencia?

El matrimonio forzoso es aquel que se concierta vulnerando el deseo o consentimiento de alguno de los comparecientes. Es ilegal.

El matrimonio de conveniencia es aquel que tradicionalmente se entendía como el concertado por las familias de ambos contrayentes. Es ilegal.

En ambos casos ocurre lo mismo, la violencia o intimidación no sólo puede suponer un grave vicio del consentimiento, sino que además puede constituir un delito.

Matrimonio no deseado
Matrimonio no deseado

En el caso de que usted haya podido ser víctima de un matrimonio forzoso o por conveniencia, debe de buscar ayuda: Abogados, psicólogos o simplemente poniéndolo en conocimiento de las autoridades (Policía, Guardia Civil o Juzgado) para que tomen las medidas oportunas. A pesar de lo cual, el apoyo y refuerzo psicológico y jurídico tendrá un gran valor.

Abogado barato para separación

Matrimonios forzosos  o concertados en España

Los matrimonios forzosos o concertados se han reducido en la inmensa gran parte en España, pero aún existen con carácter residual.

El gran problema, es el silencio de las personas que han contraído un matrimonio forzoso o concertado.

Algunas personas que han sido víctimas de un matrimonio forzoso o concertado han normalizado esa situación o incluso pueden sentir vergüenza de tratar el tema en su intimidad, fuera de su entorno e incluso con profesionales.

Pues bien, no se debe de dar normalidad en ningún caso a algo que puede constituir un delito. En ocasiones existe miedo reverencial a los autores que han concertado o forzado el matrimonio, pero es al go tan grave que vulnera la libertad y dignidad de cualquier persona, que no puede tolerarse en ningún caso.

Nuestro despacho al igual que cualquier otro abogado, podrá ayudarle si por desgracia es su caso o el de una persona de su entorno.

Matrimonios obligados

Uno de los principios esenciales del matrimonio es la libre prestación del consentimiento por parte de ambos cónyuges, pues de no ser así, podrá instarse un proceso de nulidad.

Sea como fuere, cualquier persona que legalmente conste como casada, tiene derecho a divorciarse.

Existe el principio de los matrimonios religiosos de la indisolubilidad. Efectivamente de cara a la Iglesia, los matrimonios son para siempre, como se suele decir «hasta que la muerte nos separe».

En cambio, en el ordenamiento jurídico civil, el estado civil es disponible, de manera que cualquier persona que quiera poner fin a su matrimonio tiende derecho a hacerlo. Siempre, en todo, caso, sin tener que dar explicaciones de su intimidad familiar y de manera rápida y económica, especialmente si es de mutuo acuerdo.

Además, existe el derecho a la justicia gratuita con abogado de oficio.

Abogados para ayuda víctima de matrimonio forzoso, concertado o no deseado:

Sea como fuere, si su situación es que ha sido víctima de un matrimonio obligado, puede consultar con nuestros abogados de manera totalmente anónima y confidencial, las consultas son totalmente gratuitas y para el caso de que su situación sea de especial vulnerabilidad incluso puede indicarlo a nuestros abogados que si ha sido víctima de un matrimonio forzoso o impuesto, pueden ayudarle de la manera más desinteresada sin cobrar nada por ello para tratar de ayudar a poder hacer efectivos sus derechos si por desgracia han sido vulnerados con su matrimonio.

No tenga miedo a pedir ayuda, tiene derecho a la libertad y a la dignidad sin que nadie pueda obligarle a hacer lo que no quiere o impedirle hacer aquello que sí quiere hacer.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad