Divorcio por falta de relaciones sexuales

Divorcio por falta de relaciones sexuales

Divorcio por falta de relaciones sexuales

La falta de relaciones sexuales es uno de los principales motivos de separación y divorcio.

Cada pareja debe de desarrollar su vida sexual de la manera que ambos consideren conveniente, el problema es cuando se desequilibra la necesidad o deseo sexual entre los miembros de la pareja.

  • ¿Cuántas relaciones sexuales se deben tener un un matrimonio?
  • ¿Van de más a menos?
  • ¿De qué tipo y quién las decide?

Divorcio por falta de sexo

Como tantas otras cosas, no es algo pactado, es recomendable hablar de ello para que la sexualidad no sea un tabú, pues en ocasiones la falta de sexo se debe por el malestar que existe en otro ámbito de la relación o incluso en otro ámbito de la vida de alguno de los esposos: Preocupaciones, problemas… etc.

La falta de sexo o relaciones sexuales es importante, pero para algunas parejas y matrimonios no tendrá gran relevancia y para otras será lo parte más importante.

Por ello cada persona y cada relación evoluciona de una manera concreta y las relaciones se pasan a querer más o a querer menos en cada ámbito de la relación, siendo uno de ello el de las relaciones sexuales.

Separación de pareja por falta de sexo

Hemos de dejar claro que no por estar casado o casada uno de los cónyuges puede pretender exigir tener relaciones sexuales con el otro u otra. Parece que el sexo en pareja y matrimonio es algo intrínseco, pero no debemos olvidar que todas las relaciones deben de ser libres y sin condicionamientos.

Además se ha avanzado mucho ya son muchos los problemas sexuales detectados y existe solución y tratamientos de mejora en la gran parte de ellos:

  • Trastorno del deseo sexual hipoactivo.
  • Disfunción eréctil.
  • Trastorno orgásmico o disfunción orgásmica.
  • Vulvodinia.
  • Trastorno de excitación genital.
  • Eyaculación precoz.

Divorcio por falta de intimidad

La comúnmente llamada falta de intimidad, que viene a ser la falta de relaciones sexuales, es un motivo que cada vez está en un mayor porcentaje de separaciones y divorcio.

¿La falta de intimidad es un motivo para pedir la separación o el divorcio?

Puede ser un motivo interno que nos lleve a querer pedir el divorcio, pero desde 2005 en los procesos de separación o divorcio no es necesario alegar ni acreditar motivo o causa, por lo que la razón por la que se haya tomado la decisión del divorcio permanecerá en la intimidad de los esposos y no formará parte del proceso judicial o notarial.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad