No estoy casada pero tengo un hijo y quiero separarme

No estoy casada pero tengo un hijo y quiero separarme

No estoy casada pero tengo un hijo y quiero separarme

Son muchas las mujeres que contactan con nosotros manifestando que no están casadas pero tienen hijos con su pareja sentimental y quieren separarse. Se trata de un proceso necesariamente judicial muy similar al de separación matrimonial, salvando las evidentes diferencias derivadas de la inexistencia de matrimonio, que se puede tramitar tanto de mutuo acuerdo con por lo contencioso.

Acompañamos enlace con información, por analogía, al divorcio con hijos.

Lo más importante en una separación sin matrimonio pero con hijos será diferencial la relación sentimental que es la que acaba, con la relación entre padres e hijos que debe de continuar y precisamente en aras de la organización familiar se debe de regular para proteger adecuadamente a los niños.

Lo primero será determinar cuál es el mejor sistema de custodia para el hijo común. Existen tres tipos de posibilidades de cara al establecimiento de la custodia de los niños:

  • Custodia compartida: Supone el establecimiento de una custodia de ambos progenitores en la que en periodos alternos, no necesariamente equivalentes y exactamente iguales, se alternan en los cuidados de los menores.
  • Custodia materna: Conlleva el establecimiento de una custodia monoparental en la que la madre será la que se ocupe de los cuidados principales y cotidianos del hijo común, sin perjuicio del derecho de visitas y comunicación del padre.
  • Custodia paterna: En el caso de custodia paterna, en España minoritaria, pues aproximadamente una de cada veinte custodias es paterna, y se trata de una custodia monoparental en la que igual se ha relatado en la materna, en este caso el padre se encarga de los cuidados de manera principal en el día a día del niño.
No estoy casada pero tengo un hijo y quiero separarme
No estoy casada pero me quiero separar y tengo hijos

No estoy casada y quiero separarme

En los casos en los que una persona esté casada y quiera separarse pero no existan hijos comunes, tendrá libertad para separar su vida sin necesidad de tramitar ningún tipo de proceso, todo ello sin perjuicio de tratar de gestionar la ruptura de la manera más razonable posible en la medida de lo posible.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad