Cuando una madre no deja ver a su hijo al padre

Cuando una madre no deja ver a su hijo al padre

Una madre no puede prohibir al padre ver a su hijo.

Los casos de divorcio y separación pueden ser complicados para empezar. Pero cuando hay niños de por medio, pueden incluir la resolución de disputas sobre la custodia (quién es el principal cuidador), el régimen de visitas (con qué frecuencia y en qué condiciones específicas verá el padre que no tiene la custodia al niño) y la manutención del niño (ayuda económica para su crianza). Esto sigue siendo cierto con independencia de que los padres del niño estén o no estén casados.

Puede ser frustrante y desgarrador, pero lo mejor es mantener la calma. Si tiene una resolución judicial que establece que tiene un régimen de visitas con su hijo/hija durante ese tiempo, deberá de iniciar un proceso de ejecución de sentencia en el que incluso podrán imponer al otro progenitor multas coercitivas o apercibirle de poder cometer un delito de desobediencia.

Un acuerdo entre los dos no es ejecutable, por lo que hasta que no tenga una resolución judicial, ya sea auto o sentencia, no cabrá la posibilidad de reclamar un derecho concreto, pues serán indistintos de ambos progenitores sin derechos ni obligaciones concretas.

Puede una madre no dejar ver a su hijo al padre

Teóricamente no, pero en la práctica sí. Son muchos los casos que se suceden en los que uno de los progenitores, tal vez al menos en nuestro despacho de abogados en mayor número por parte de la madre, no dejan ver al hijo al padre, lo que acaba deteriorando la relación paternofilial.

En muchos casos el motivo alegado son prejuicios tales como: Se ha portado mal, me ha hecho mucho daño, no quiero que mi niño vaya con su nueva pareja, no me fio de él, hasta que no me pague la pensión no le voy a dejar a los niños… etc.

Si concurre un motivo grave, sí que estará justificado impedir al otro progenitor estar con el niño, pues la prioridad es protegerle, pero iniciando un procedimiento lo más rápido posible para que un juez se pronuncie al respecto y pueda establecer derechos y obligaciones paternofiliales con garantías para ambos padres.

Cuando una madre no deja ver a su hijo al padre
Separación y visitas de los hijos

Qué pasa si el padre no quiere ver a su hijo

Si el caso es al revés y es el padre el que no quiere ver a su hijo podremos iniciar una serie de procedimientos judiciales encaminados a reconocer derechos que también pueden ir encaminados a cumplir obligaciones, pero que de no existir voluntad por parte del padre poco se podrá hacer. En ocasiones se tata de obligar por parte de la madre a que el padre se involucre en la vida de los hijos y por falta de interés este contacto acaba siendo contraproducente para los niños, por lo que habrá que estudiar caso por caso.

Cuándo pierde un padre el derecho de ver a su hijo

El padre no es que gane o pierda el derecho de ver a su hijo, sino que puede ser reconocido o no reconocido el derecho de visitas o custodia de cada uno de los progenitores en resolución judicial.

Además, siempre existe la posibilidad de cambiar las medidas mediante un proceso de modificación de medidas que puede ser tanto de mutuo acuerdo como contencioso.

La madre puede negar al padre ver a su hijo

Cuando una madre no permite o deja ver a su hijo al padre nos encontramos ante una intencionalidad, por lo que en función de la gravedad, en los casos más severos, podemos estar ante una alienación parental que ya no sea únicamente un problema con la madre o padre, podrá extrapolarse al niño que se posicione en favor del otro progenitor y muestre cierta relación de rechazo hacia nosotros.

 

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad