Abuelos que quieren ser padres de sus nietos

Abuelos que quieren ser padres de sus nietos

Abuelos que quieren ser padres de sus nietos

Son muchos los abuelos que quieren tanto a sus nietos que en ocasiones toman roles de padres y ello supone fricciones entre padres y abuelos. El hecho de que los abuelos que quieren ejercer como padres de sus nietos no tiene necesariamente que ser malo si no llega a suponer una conducta grave, pues mientras que exista la oportuna coordinación y equilibrio familiar todo es compatible.

Hay familias que se crían con falta de figuras paterna y materna, lo cual sí que es una pena. En el caso de que unos abuelos se impliquen tanto en la crianza y educación de sus nietos que pueda dar la sensación de que en verdad quieren ocupar una figura materna o materna no necesariamente es algo malo.

Son muchas las personas que hablan y recuerdan a sus abuelos como un segundo padre o madre, pues de hecho cada vez es más frecuente y necesario el apoyo de los abuelos para el correcto cuidado y atención de los hijos.

El problema es que los padres y los abuelos puedan chocar y que de esa confrontación puedan existir disputas que en vez de beneficiar a los niños les acabe perjudicando. Lo normal es que cada miembro de la familia ocupe el lugar y rol que le corresponde por su parentesco, pero es cierto que en ocasiones intencionadamente o sin ningún tipo de intención los roles se cambian y si es compatible siempre será pasivo, dejando claro que con respeto y voluntad todo es compatible.

Abuelos que quieren ser padres de sus nietos
Abuelos que quieren hacer de padres

Nietos que no quieren a sus abuelos

En ocasiones son los nietos los que no quieren a sus abuelos y en este caso deberemos de estudiar la situación para determinar cuál es el motivo por el que los nietos rechacen o tengan desarraigo con sus abuelos.

Los abuelos ocupan el rango de parentesco más entrañable en el que siempre se les da un valor añadido ofreciendo un trato favorecedor en todo lo posible en atención a su edad y parentesco familiar.

En ocasiones los nietos son influidos por sus padres o demás familiares para que sientan cierto rechazo a sus abuelos y de ser el caso habrá que cogerlo a tiempo, pues un niño no suele rechazar a un abuelo por si mismo salvo que por el mismo reciba un trato inadecuado.

Si a un hijo se le inculca desde pequeño el amor y cariño a sus abuelos y sus abuelos ofrezcan un buen trato a los nietos, es muy complicado que los nietos por si mismos les rechacen y no quieran a sus abuelos. Por ello, en la mayoría de los casos será por influencia sobre los niños o por la actitud de los abuelos que en ocasiones tampoco es la más adecuada.

Abuelos que quieren ser padres de sus nietos
Relaciones de abuelos y nietos

Abuelos que no quieren a sus nietos

Existen abuelos que no quieren a sus nietos y es una situación que hay que tratar de detectar y en su caso aceptar y aplicar como corresponda. Por el mero hecho de tener una relación de parentesco no tenemos necesariamente que relacionarnos cuando no es una relación que realmente sea natural y se desarrolle satisfactoriamente para los intervinientes.

Cada persona enfoca de una manera diferente sus relaciones familiares y precisamente en ese sentido habrá que adecuar la relación familiar a la relación que realmente los miembros de la familia sientan y quieran realmente tener, no formar la relación pues se puede someter a una presión que acabe provocando enfrentamientos.

Abuelos que quieren ser padres de sus nietos y abuelos que no quieren a sus nietos.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad