Demanda de divorcio con mentiras

Demanda de divorcio con mentiras

Demanda de divorcio con mentiras

Cuando un cónyuge recibe la demanda de divorcio contencioso presentada por el otro, en muchos casos tiende a percibir que existen mentiras en la relación de los hechos.

En ocasiones, puede ser objetivamente cierto, pero en la mayoría de los casos lo que existe es una diferente percepción de los hechos familiares, pues cada uno de los esposos tienden a tener una versión subjetiva que en ocasiones es muy diferente a la del otro progenitor.

Por ejemplo ocurre mucho en la dedicación familiar, en los cuidados de los hijos, en las aportaciones económicas, en los ingresos.. etc etc.

Es impactante como en algunos casos dos personas han compartido un mismo matrimonio pero lo han percibido de manera radicalmente diferente.

Para empezar debemos de aclarar que en un proceso de divorcio, tanto de mutuo acuerdo como por lo contencioso, no es necesario expresar los motivos o razones que han provocado la ruptura.

Demanda de divorcio con mentiras
Divorcio con mentiras

Cuando se presenta una demanda se deben de especificar cuestiones necesarias como son: Datos de los esposos, dirección, matrimonio, hijos, propiedades, deudas… etc. En cualquier caso los motivos son irrelevantes, salvo que afecten a la regulación a establecer por considerarse hechos controvertidos.

La parte demanda podrá considerar que miente y sus argumentos son mentira y faltan a la verdad, pero tendrá oportunidad de contestar a los mismos en función de si son relevantes, o no.

Aún se siguen viendo demandas en las que innecesariamente se indican cuestiones que crean un profundo malestar y dolor en la parte contraria, y debemos de diferenciar entre cuestiones innecesarias o necesarias.

Por ejemplo, en la demanda de divorcio sin bienes ni hijos será irrelevante que se pueda indicar en la demanda que el divorcio se haya producido por drogadicción.

Pero si existen hijos comunes menores de edad y por tanto esa hipotética drogadicción puede afectar a los cuidados de los niños e incluso ponerles en peligro, sí que será muy relevante y necesario.

Tal vez el cónyuge que recibe la demanda considera que se trata de una mentira, pero habrá que diferenciar mucho entre manifestaciones que se puedan considerar mentira pero dentro de la procedencia y otros desde la más absoluta improcedencia, siendo arbitrarios y gratuitos.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad