No tengo claro separarme

No tengo claro separarme

No tengo claro separarme

Es normal no tener claro si se quiere tomar la decisión de separarse, pero lo que no se suelen plantear las personas es si quieren mantener su matrimonio. En muchos casos hay motivos para mantener el matrimonio y para poner un punto y final al mismo, pero en esa dualidad va pasando el tiempo y no se toma una decisión, lo que en la práctica supone tomar la decisión de no separarse ni divorciarse y por tanto mantener un matrimonio y sus dudas.

Lo recomendable es ser valientes y afrontar el matrimonio como es y si quiere mantenerlo, luchar por mejorar en todo aquello que sea posible, o en su defecto tratar de terminarlo a tiempo de mutuo acuerdo.

He decidido separarme

Es correcto mantener la relación hasta que evidentemente se toma la decisión de separarse, pero el problema suele ser el no saber cuando se toma la decisión.

Existe miedo de tomar la decisión de separarse, pero en ocasiones no tomar una decisión también implícitamente es tomar la decisión que en ocasiones se va dejando día a día y acaba durando toda la vida por no llegar a decidir nunca qué se quiere hacer.

Tiene que pensar qué quiere hacer con su matrimonio y tomar la decisión acertada. Además, debemos de destacar que el hecho de que usted no tome la decisión hoy no quiere decir que usted o su cónyuge pueda tomarla más adelante.

No tengo claro separarme
No tengo claro separarme

¿Cómo saber si debo separarme?

Solo una persona casada saber el motivo por el que se ha casado y correlativamente si quiere separarse o divorciarse en su caso.

¿Cómo puedo saber si debo tomar la difícil decisión de separarse? Cuando no se trate de un capricho, sino una necesidad real.

No es lo recomendable aguantar demasiado y no divorciarse a pesar de necesitarlo, pero tampoco no aguantar nada y al primer malentendido en el matrimonio, querer separarse.

Debemos de comenzar relaciones valiosas con una buena base que puedan aguantar las dificultades familiares y sentimentales, pues de no ser así, será un matrimonio sentenciado a acabar en ruptura, pues las dificultades indiscutiblemente llegarán antes o después.

No tengo claro separarme
No tengo claro separarme

No tengo valor para separarme

Separarse requiere un gran valor pues constituye una decisión muy dura y transcendental. Una persona que atraviese problemas de pareja puede sentir que no tiene valor para divorciarse o separarse, pero es algo normal, pues de hecho, no todo problema de pareja debería de llevar aparejada una ruptura.

No es cuestión de tener valor sino de tomar una decisión acertada. Mucha gente valiente toma decisiones precipitadas que acaban suponiendo a medio y largo plazo un error que genera grandes perjuicios individuales y compartidos.

Papeles de separación matrimonial para imprimir

Hay que portarse bien con uno mismo y actuar conforme uno sienta que quiere  continuar con el proyecto familiar a sabiendas de que es conjunto y las decisiones deben de tratar de consensuarse conjuntamente, aunque la decisión de uno de los esposos de separarse o divorciarse por si misma ya provoca que el matrimonio se separe o divorcie pues no se puede por parte del otro progenitor retener al otro cónyuge a que mantenga un matrimonio que ha dejado de querer.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad