He decidido separarme

He decidido separarme

Si ha decidido separarse debe de mantener la calma, evitar enfrentamientos con su cónyuge y asesorarse bien.

La decisión de separarse es muy difícil, pues supone un cambio radical de vida. La familia no se rompe, se transforma. Siempre existe una opción de entre todas las demás que supone una transformación más constructiva y beneficiosa para todos los miembros de la familia.

La decisión es personalísima, por la que no debe de dejar que condicionamientos determinen su separación, pues en definitiva las consecuencias de la separarse serán para usted y su familia tanto en los aspectos buenos como en los menos buenos.

Me da pena separarme

Es normal tener penal al separarse. Todo matrimonio comienza con la intención de que se mantenga en el tiempo, incluso como se indica en los matrimonios religioso, «hasta que la muerte nos separe».

Pues bien, usted tiene derecho a optar por separarse, es una decisión libre que debe de tomar después de haber recibido el correcto asesoramiento que le permita conocer cuál es el alcance de sus vinculaciones matrimoniales: Derechos, obligaciones y responsabilidad.

Para entonces y sólo entonces tomar la decisión que considere conveniente.

Da pena, es normal, pero en ocasiones en la balanza de las cosas buenas que nos gustan y menos buenas que no nos gustan de nuestro matrimonio, siempre existirán motivos para mantener el matrimonio o la separación o divorcio. Por eso es una decisión que debe de tomar usted, eso sí, a ser posible con comunicación con el otro cónyuge y si lo considera conveniente (siempre es conveniente) con ayuda de psicólogos o terapia de pareja o familiar.

He decidido separarme
He decidido separarme

Dar el paso de separarme

Dar el paso de separarse siempre es un salto al vacío, a lo desconocido, a un futuro que será diferentes, con pros y contras, pero así ocurre en todas las decisiones esenciales de la vida, en la que tomar una decisión supone comenzar a tener algunas cosas y dejar de tener otras.

Quiero separarme pero no me atrevo

Es normal que tenga la sensación de que no se atreve a separarse. Incluso, es normal que cuando un matrimonio lleva muchos años, se acostumbre tanto a la relación matrimonial, que le parezca que es la normal y deseable, lo que frena el deseo o necesidad de separarse.

Quiero separarme pero tengo miedo

El miedo también es habitual en las decisiones esenciales de la vida. El matrimonio y la separación o divorcio son decisiones trascendentales, que cambian la vida por completo. A pesar de ello, no suele existir un miedo tangible al matrimonio, en todo caso dudas, pero a la separación o el divorcio, es impactante como algunas personas tardan años en tomar la decisión.

El miedo es normal, lo que no es normal es vivir con un miedo y angustia algo que no queremos.

Debe de tomar una decisión sin precipitación, sea mantener el matrimonio, o en su caso divorciarse.

Me he equivocado al separarme

No son pocas las personas que sienten que se han equivocado al separarse.

Por eso es tan importante no precipitarse y tomar una decisión sopesada y no impulsiva.

En ocasiones, se confunde la sensación de que nos hemos equivocado al separarnos, con la frustración que puede existir en los casos en los que con la separación la persona no llega a tener la vida que pretendía.

Son cuestiones totalmente diferentes.

  • Si usted se ha separado, puede optar por reconciliarse legalmente.
  • Si usted se ha divorciado, el matrimonio está disuelto y si así lo desean, pueden volver a contraer un nuevo matrimonio.

En cualquier caso, su estado civil no impide que pueda compartir su vida con la persona que también quiera hacerlo sin la necesidad de ser pareja, pareja de hecho o matrimonio.

Matrimonios que vuelven despues de un divorcio

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad