Separación con hijos

Separación con hijos

En una separación con hijos el bien jurídico más digno de protección es el de los hijos en aplicación del principio jurídico favor fillii.

No hay dos familias iguales y por tanto tampoco dos separaciones que lo sean. En una separación con hijos lo que se debe de hacer es adaptar la regulación de la separación a las circunstancias del matrimonio y principalmente a las necesidades de los hijos.

Los derechos de los hijos serán los mismos tanto en familias casadas como parejas entre las que no exista vínculo matrimonial.

Separarse con hijos sin estar casados

Separación con hijos e hipoteca

Es común que en una separación la pareja tenga hijos y una propiedad con hipoteca.

Los hijos son la prioridad en la separación, pero también es importante satisfacer el pago de la hipoteca.

Al respecto, debemos de tener en cuenta cuál es el régimen económico matrimonial, cuándo se ha comprado la vivienda y concertado la hipoteca y en su caso el porcentaje en el que se ha concertado.

Si la vivienda e hipoteca es ganancial, por haberse concertado por el matrimonio cuando estaba vigente su sociedad de gananciales, el régimen matrimonial es el de gananciales y la hipoteca deberá de abonarse por mitades entre los cónyuges, pues en ese porcentaje le corresponderá en su momento la liquidación de la sociedad ganancial en su momento.

Si por el contrario se ha concertado antes de contraer matrimonio o casados en separación de bienes, deberá de abonarse en proporción al porcentaje de propiedad de cada cónyuge.

Más información sobre separación de bienes:

Separación de bienes y matrimonio

Separación con hijos pequeños

Cuando los hijos son pequeños son más vulnerables a las discordias de sus padres y es por ello que es tan importante poder llegar a un acuerdo amistoso, pues de no ser así, tanto los progenitores como los hijos se enfrentarán a los efectos negativos de un juicio de separación:

  • Tensión.
  • Disputas.
  • Plazos.
  • Aplicación menos natural de la regulación.
  • Periodo antes de tener una resolución en el que los hijos no están protegidos por ninguna disposición y los padres no se ponen de acuerdo.

En España es preferente la custodia compartida en una separación con hijos, pero si son muy pequeños, especialmente si son lactantes, la custodia se suele establecer para la madre habida cuenta de las necesidades de los hijos.

Separación con hijos
Separación con hijos pequeños

Separación con hijos lactantes:

Cada familia y cada hijo cuenta con unas peculiaridades diferentes, pero es evidente que en una separación con un hijo lactante, la custodia será materna y al padre se le podrá establecer un derecho de visitas limitado sin pernocta para poder relacionarse y cuidar al bebé.

No es que el padre no tenga derechos, sino que priman las necesidades de los hijos y al ser lactante necesitan por naturaleza a su madre.

Separación con hijos bebés:

¿Hasta que edad se entiende que los hijos son bebés y por tanto deben de estar principalmente con su madre?

Una vez más, no hay nada escrito al respecto, pero se entiende que hasta los 2 años, salvo que se haya estado desarrollando con anterioridad de manera positiva para el niños, los niños bebés por ser tan pequeños deben de estar con sus madres.

Muchos padres sienten malestar con esta situación y acertadamente comparan la situación con dejar el hijo bebé en la guardería. Efectivamente, deberemos estudiar caso por caso, existen bebés que se han criado con su padre o simplemente que bebé y padre están perfectamente adaptados, y la edad no es ningún impedimento.

Separación con hijos
Separación

¿Qué pasos hay que seguir para separarse con hijos?

Los pasos en la vida real son mantener la calma y dar seguridad y tranquilidad a nuestros hijos a la vez que se avanza la mediación con la madre o padre de nuestros hijos para llegar a un acuerdo de separación.

Jurídicamente es necesaria la intervención de un abogado para una separación, no es posible separarse sin abogado, por ello, es importante que ambos reciban asesoramiento jurídico cuanto antes, pues un buen abogado puede ayudar a que el acuerdo sea amistosos y cordial.

Un paso que en la práctica puede ser complicad es el de conseguir la documentación. En una separación se debe de aportar el certificado de matrimonio, de nacimiento de los hijos y empadronamiento actualizados. Además, el convenio regulador que lo preparar el abogado.

De mutuo acuerdo una vez que está toda la documentación el siguiente paso es el de presentar la demanda, después ratificar la petición de separación en el Juzgado y esperar recibir la sentencia.

Separarse a los 40 con hijos

Cada vez es más frecuente separarse a los 40 con hijos. Parece una edad clave en la que además algunos padres y madres sienten la llamada crisis de los 40. Sobre los 40 años es la edad en la que más divorcios se produce, pero no es algo catastrófico, sino meramente algo que constata que los matrimonios de esa edad que en muchos casos tienen hijos y un tiempo de matrimonio prolongado, se dan cuenta de que no quieren seguir juntos y optan por separarse y continuar con sus vidas por separado.

A qué edad de los hijos es mejor separarse

Hay que separase a tiempo, cunado nace la necesidad en uno o ambos de los padres o madres. No hay que separarse en función de la edad de nuestros hijos, pues ello nos puede llevar a la conclusión de que no debemos separarnos pues siempre tendremos una justificación para esperar. No hay una edad buena de los hijos para separarse, sino un momento en el que es necesario.

Separación con hijos quién se queda en la casa

En una separación con hijos menores, según la Ley, la atribución del uso y disfrute de la casa familiar es para los hijos y los progenitores custodios. Cabe pacto en contrario y además se deben de analizar las específicas circunstancias de cada caso, pero como normal general quién se queda en la casa en una separación con hijos es el progenitor custodio y el hijo, conjuntamente.

Separación con hijos mayores de edad

En el caso de separación con hijos mayores de edad ya no existirá patria potestad, guarda y custodia ni derecho de visitas. Lo que sí que se mantendrá será la obligación de ambos padres de seguir manteniendo a sus hijos cubriendo sus necesidades ya sea en especie o mediante el pago de la pensión de alimentos.

Pensión alimenticia mínima por hijo en España

 

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad