Cómo superar una separación traumática

Para superar una separación traumática será recomendable ayuda profesional y la firme decisión de no anclarse en el drama negativo de la ruptura, sino aceptarla y hacer un esfuerzo por reponerse lo antes posible, sin prisa, pero sin resignación, pues uno de los principales factores para superar una separación es la actitud propia.

Cómo superar una ruptura o divorcio traumático

Todas las rupturas y divorcios tienen una parte traumática que podemos minimizar o potenciar. En algunos casos somos nosotros mismos los que nos centramos en la parte dramática y por ello hacemos que la ruptura o divorcio sea aún más dramático de lo que debería ser.

El dolor en ocasiones es inevitable, pero el sufrimiento sí que se puede tratar de minimizar. En una ruptura traumática no podemos regodearnos en aquello que hemos perdido o en lo que hemos padecido. Se abre un nuevo panorama y etapa de la vida en la que no todo es malo, sino que la parte traumática del divorcio o ruptura se va a quedar atrás y dejará de ser parte de nuestra vida cotidiana.

Divorcio traumático con hijos:

En un divorcio traumático en el que tenemos hijos comunes con el otro cónyuge, la situación es más compleja, pues tendremos que mantener una relación con nuestro ex por ser el padre o madre de nuestro hijo.

Algunos padres y madres que han atravesado un divorcio traumático tienen una gran dificultad para separar lo que ha supuesto la relación sentimental y la relación que se mantiene entre los progenitores y los hijos.

Es por ellos que no hay que dramatizar, pero tampoco restar importancia a cuestiones que sí pueden tener relevancia civil y penal.

Cada caso es diferente y en casos traumáticos hay que intentar dejarse ayudar por profesionales en el plazo legal y por terapeutas en el plazo psicológico.

Evitar todo contacto innecesario, no entrar en provocaciones y fijar unos límites que nos protejan a nosotros y a nuestros niños.

Divorcio traumático con casa hipotecada:

En ocasiones después de un divorcio traumático en el que ambos cónyuges tienen una casa común hipotecada, la situación se puede tornar muy desagradable e inquietante. Se trata de un patrimonio común con una bien inmueble que tiene un valor y una hipoteca que le resta.

Por ello, habrá que estudiar la situación concreta para tomar la decisión más beneficiosa para ambos. En estos casos al tener un divorcio traumático, suele ser muy complicado gestionar la relación entre ambos cónyuges propietarios hipotecados, por lo que es conveniente acudir a mediación.

Después de haber sufrido una ruptura, la mejor de todas las opciones será dejar de compartir la vivienda hipotecada, de manera que si alguno de los dos compra el porcentaje del propiedad al otro o se vende a un tercero para cancelar la hipoteca y repartir en su caso el beneficio obtenido, será la mejor opción pues supondrá una solución definitiva.

De no poder hacerlo, existirá la opción de instar un proceso de liquidación de gananciales, si es ganancial, o extinción de condominio, si es privativo.

También se podrá acordar el alquiler o el uso de uno de los esposos con o sin ajuste económico. Pero por nuestra experiencia, si ha tenido un divorcio traumático, la mejor, de ser posible, será la decisión de vender la vivienda.

Divorcio con hijos y con hipoteca.

Cómo superar una separación traumática
Ruptura traumática

Altibajos emocionales después de una ruptura

Tener altibajos en una ruptura traumática es normal. Pero habrá que tener claras las ideas y saber si se trata de una ruptura definitiva o temporal en la que los esposos se dan un tiempo.

Será muy importante tener en cuenta el hecho de que haya tomado la decisión de divorciarse uno de los esposos o el otro. Cuando somos nosotros los que tomamos la decisión podemos tener altibajos, pero al menso la decisión ha sido nuestra.

En los casos en los que la decisión ha sido del otro u otra, emocionalmente podemos sentirnos tan mal y con tantos altibajos que pensemos que en algún momento la situación puede cambiar con una reconciliación.

Si es un divorcio o separación traumática, habrá que pensárselo muy mucho pues la expectativa de una reconciliación nos puede hacer mucho daño y un altibajo especialmente delicado, incluso para el caso de que se perfeccione esa reconciliación y vuelva a existir una ruptura puede ser algo muy traumático sin necesidad.

Matrimonios que vuelven despues de un divorcio

 

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad